Gato blanco Gato negro


No tendría que haber nada que impidiera que dos gatos que se amen, puedan llevar a cabo la unión de su amor. Sin importar nada más que eso. Ésto no es sólo aplicable al mundo animal. Al fin y al cabo, da igual cómo uno sea o a dónde pertenezca. Nada lo debería impedir.
Acabemos con las barreras.

2 comentarios:

NIDROJ dijo...

y gato naranja no????

DIVANITAS dijo...

que graciosos