El jarrón



Blas había decidido jugar con la pelota dentro de casa. Pero la diversión acabó cuando la pelota choco contra el jarrón que su madre tenía sobre la mesa. La madre nada más oír el ruido que produjo este al caer, se dirigió al salón. Eso si, Blas era consciente de lo que se le venía encima por lo que acababa de hacer. Pero se sentía muy triste por haber roto el jarrón sin querer.

2 comentarios:

Juanfran dijo...

Ay q recuerdos de cuando era peqeño y me pasaban esas cosas jejeje, q bueno, gracias por rememorar aquello Pedro. Y luego ya cuando o rompia iba yo a decirselo jejejeje

bss

JrCasas dijo...

me alegro que te guste mi trabajo, desde aquí te mando otra ovación vectorial jejeje, muy bueno lo que haces.

un saludo y pasaré por aquí de vez en cuando.